Turistas chinos: cómo convertir tu hotel en el hotel ideal

Ene 24, 2017

Compartir

Luces que sólo encienden por efecto de sensores de movimientos en los pasillos pueden ser una mala idea si los huéspedes son chinos. La falta de luz les provoca miedo e inseguridad.
Como muchos de estos clientes aplican el arte milenario del Feng Shui, la luz siempre es energía, ya sea natural o artificial. Y la búsqueda de ese equilibrio y armonía se aplica también a la distribución de habitaciones y de zonas comunes de un hotel.

Y desconcertante puede resultar también para el desprevenido recepcionista el resultado de no conocer creencias básicas de los visitantes chinos, como aquél episodio en el que un grupo no quiso ir al piso 4 del hotel. ¿La razón? Ese número representa mala suerte, e incluso pronunciarlo suena como muerte. Este tipo de errores puede provocar muchos inconvenientes en la relación con los visitantes orientales. Hay que saber que también es bueno darles habitaciones que contengan el número 8, ya que la pronunciación suena igual a “ganar fortuna”.

La experiencia de Miguel Estévez, del Barceló Sevilla Renacimiento, uno de los primeros hoteles en el mundo en alcanzar la certificación Chinese Friendly, puede dar varias pistas para acercarnos al turista que viene desde el gigante de Asia. Lo que sigue es un resumen de sus recomendaciones.

 

La importancia de la comida

Los chinos creen que su gastronomía es la mejor del mundo y es muy importante porque forma parte de sus conversaciones del día a día. Por eso es recomendable en el menú darles la opción de alternar platos locales y chinos.
En este sentido, hay que prestar atención a la presencia de agua caliente en el lugar, que debe ser permanente. Ellos la usan para tomar una especie de sopa de fideos y para preparar su famoso té chino. ¿Por qué no agregar también té y sopa en la proveeduría y así ellos no tienen que cargar con eso desde su país?
Además, se pueden colocar hervideros de agua para que puedan tenerla sin salir de su habitación, una forma sencilla de adaptarnos a la cultura y necesidades del visitante chino.

Respecto al restaurante, lo mejor es que esté ubicado junto a un lago, rodeado de vegetación y diseñado con estilo arquitectónico oriental. Y apuntar a una carta con platos típicos chinos, que es una cocina saludable y que ha demostrado que provee de longevidad a quien la sigue.

Y si hablamos del desayuno, que será la principal comida que tengan los visitantes en su estadía en el hotel, pues la mayor parte del día estarán de paseo o de compras, debería adaptarse el buffet con productos fundamentales para ellos, como arroz, salsa de soja, leche de soja y té chino. Con estos pequeños detalles lograremos que ellos se sientan, aún con la distancia de por medio, más cerca de su hogar.


Conocer más para atender mejor

Como dijimos, el agua cumple una función fundamental en la cultura china. Necesitan estar cerca de ella. Al contratar una habitación pedirán que tenga bañera. Es curioso, lo primero que hacen los viajeros cuando llegan a su habitación es llenar la bañera con agua y dejarla así durante toda su estadía. Ellos tendrán muy en cuenta a la hora de seleccionar un hotel la presencia de espacios con agua, lagos, fuentes y piscinas.

Otro factor en el que debemos concentrarnos es el idioma. Es cierto que será difícil que el personal del hotel aprenda el chino en poco tiempo. Pero sí se pueden dar algunos pasos mientras tanto. Por ejemplo, adaptar la cartelería para que sea más fácil de comunicar datos y mensajes a nuestros turistas. En este caso se traducen los elementos de la habitación, la carta del restaurante y las tarjetas de visita.

También es recomendable contratar a prestadores especializados que ofrecen servicios de aprendizaje de idioma chino básico para uso turístico. Este es un punto importante a trabajar, sobre todo en ciudades o destinos que tengan potencial para recibir a turistas de China y desde donde Berry Whale puede resultar de gran ayuda dado los acuerdos existentes con la plataforma Chinese Friendly y el China Outbound Tourism Quality Service Certification.

Para un buen servicio del hotel será importante que nuestro personal sepa diferenciar al turista chino del japonés o del coreano. En esto hay que extremar las precauciones para no ofender al cliente. Y para ello es preciso conocer sus hábitos.

Y no dejar de atender las necesidades de compras de nuestros visitantes, que están muy interesados en ir al shopping y llevarse productos con marcas de alta gama. Para responder a esta demanda la recepción del hotel puede crear una ruta con las mejores tiendas de la ciudad. Más aún, se puede hacer un acuerdo con tiendas o centros comerciales en especial, para logar beneficios como descuentos o promociones para los clientes de procedencia china.

Así como la certificación Chinese Friendly o la adhesión e implementación del China Outbound Tourism Quality Service Certification Program (QSC Program), programa cuyo objetivo es poder recomendar a las agencias de viaje y a los turistas aquellos proveedores de servicios que garanticen una experiencia de calidad, de comodidad y de confianza para el turista chino, ayuda a dar valor a un hotel, atracción turística, aerolínea o restaurante, a nivel marketing el hecho de ser el primero adaptado al cliente chino puede generar notas en los medios de comunicación, y por lo tanto promoción y posicionamiento asociado a la innovación para el establecimiento.

Para saber más acerca de como su establecimiento puede convertirse en un establecimiento “Chinese Friendly” por favor contactar:

Victor Pizarro
victor@berrywhale.com